La estrella de la esperanza continuará siendo nuestra

‘Pasado, presente y libertad’ de Cidtronyck: se sigue haciendo ritmo pa’ la rebeldía

Por: Silvio Valderrama

Dentro de los géneros musicales que han dominado la escena pop-ular en las últimas décadas existen dos que han sido gravitantes en su carácter reivindicativo y poético en tanto han renovado la escena de la llamada “música de protesta”: el punk y el rap. Ambos tienen una característica común marcada: la música es lo secundario, mientras que la poesía, la letra, toma el rol protagónico. Sin embargo, la evolución de los géneros ha producido un quiebre en esta dinámica. De modo tal que, en el caso de la música Hip Hop, el rol del DJ ha ido tomando tanto peso como la del MC, mientras que en el punk (y sus distintas variantes) la creatividad sonora de algunas bandas supera con creces la noción de los dos o tres acordes.

De lo anterior, en el ámbito del rap, es muestra viva el reciente disco Pasado, presente y libertad (2017) de DJ Cidtronyck, quien nos presenta un álbum solista desde su calidad de creador de beats. El disco se sostiene con fuerza en su calidad instrumental, dando valor al arte de cortar y recortar materiales diversos para construir música nueva. A esto Cidtronyck ya nos tenía acostumbrados, tanto en sus bases colgadas en Soundcould como en sus diversas colaboraciones. El ejemplo mayor fue su trabajo junto a Portavoz en el disco Escribo rap con r de revolución (2012) que se ha convertido ya en un clásico contemporáneo.

El segundo valor importante de este disco radica en la fuerza de las letras y las diversas colaboraciones (esta vez de músicos, cantantes y MCs para con el DJ) con que cuenta. Portavoz, Freeman, Funky Flu, Matiah Chinaski, Stailok, Inkognito, Evelyn Cornejo y Subverso, entre otras/os, vienen a darle un valor colectivo a este trabajo. Esto le da al disco la impronta del clásico rap combativo pero con una frescura muy anclada al presente.Como en todo buen disco de rap, las temáticas tratadas son diversas, sin embargo, al tratarse de un disco que surge desde una vereda de lucha, su planteamiento emancipador se torna particularmente fuerte. Cada track tiene su tiempo y un planteamiento lírico y musical adecuado. Resultan de un alto calibre en esa mezcla entre las instrumentales de quién esta vez firma y las letras que aportan otras/os. Esto hace del disco en cuestión un imperdible en el marco de una de las tradiciones más potentes de la música chilena: el rap.

Este lanzamiento viene a refrescar una escena que le puso “flow y estilo al rap social” como dice Portavoz en uno de sus temas. Una escena socialmente relevante, que supera las fronteras de la cultura Hip Hop y que ha sabido ser fructífera en términos estéticos. Una escena que había estado un tanto silenciosa en los últimos años, pero que nunca deja de sonar fuerte. Pasado, presente y libertad (2017) trae, nuevamente, “ritmo a la rebeldía, [con] popular poesía” sobre la base de una música arrolladora construida entre samples, tornamesa e instrumentos frescos.

* El disco se encuentra ya en los servicios de streaming. Puedes encontrarlo también en Youtube cliqueando aquí.

También podría gustarte
Comentarios
Cargando...